CUADRANTE   POLÍTICO…

POR:  FERNANDO   ACUÑA  PIÑEIRO.

Los ecos del Primer Informe en ciudad Madero, siguen escuchándose, más allá de sus linderos geográficos.

Este pueblo que  se ha puesto de pie, de manera digna, frente a la boca del Atlántico, ya le ve cualidades a su alcalde, para ser el próximo gobernador. Pero, la situación va más allá de simples versiones, pues hay evidencias de que, AOK trae una efectiva operación política en todo el estado.

El Oseguerismo conurbado del sur, ya está instalado en la capital tamaulipeca, vía Consejo estatal de MORENA, y avanza hacia el norte, con alianzas en Nuevo Laredo, Río Bravo, Valle Hermoso, en Reynosa y en la frontera chica.

De acuerdo a los resultados concretos y a los avances que se mostraron en su Primer Informe de gobierno municipal, el alcalde  de ciudad Madero, Adrián Oseguera Kernión, está trabajando para ser candidato al primer cargo político del estado. De eso, ya no hay la menor duda.

La candidatura de Adrián se  está construyendo sobre varias vertientes, la primera de ellas, indudablemente, es el ejercicio de una política pública, orientada a la atención de prioridades sociales, pero también existe una alianza turística-empresarial de largo alcance.

Destaca también, una gestoría sostenida y permanente con la federación y el estado, donde Oseguera ha hecho valer, su  cercanía con el Presidente de la república, Y una relación de cooperación y de trabajo armónico con el Gobernador.  

Ciudad Madero está convertida en un bunker estratégico del futuro. Aquí, la desastrosa administración zorrillista  que le antecedió al actual cabildo MORENO,  ha  fortalecido una narrativa oseguerista basada en rescatar a la urbe  del abandono, en temas estratégicos, como la obra pública, el turismo, el tema lagunario  y la recolección de basura, rubros  que se encontraban desatendidos y a la deriva.

 Uno de los  logros más significativos de  la actual administración maderense, es la de mantener una oferta  de playa certificada  por  organismos nacionales  y a nivel internacional. Se trata de una actividad  económica  en pleno crecimiento, que se  da de manera paralela a  la modernización de la infraestructura petrolera. El binomio petroleo-turismo convierte  en automático a  Madero, como un polo  de desarrollo emergente por excelencia.

  Es obvio que en  materia política, la economía es un aliado  fundamental, de primer orden. Sin esta hermana carnal, la política se marchita. Y Adrián  Oseguera , lo sabe muy bien, de ahí que, lo veamos trabajando duro, para sacarle cada vez más, brillo propio a Madero, en la oferta vacacionista  del país.

Pero también como impulsor  de una refinería de alcances históricos, llamada a resurgir, de su glorioso pasado cardenista, y ahora bajo las antorchas de la 4T, lideradas por el Presidente Andrés  Manuel, López  Obrador.

Ciertamente, el  el camino de Oseguera, rumbo al poder  sexenal,  aun es largo. Primero habrá que  ver a este  joven alcalde, operar  uno de sus  más grandes retos, como lo es el despegue  de la industria hotelera y la plena transformación  de una oferta turística, que aun se encuentra en una etapa incipiente, y exigirá  todo tipo de esfuerzos para atraer capitales  de mayor  peso.

Actualmente  temas como la marca Viva  Madero, y la alianza  con los grupos legislativos  del Congreso, hacen pensar en que Oseguera concibe las cosas en serio. Y que está  trabajando para trascender, en un municipio donde  el  derrumbe  de los corporativismos  sindicales, habían  dejado a un pueblo en la orfandad.

Hoy , gracias a la administración oseguerista,  el  ex sólido sur maderense  está recuperando su esplendor  de antaño, con un moderno y funcional quiosco que le devuelve  la identidad histórica perdida. Pero  ahora, el crecimiento y el progreso se están dando sobre nuevas bases, que tienen que ver con  el ejercicio de la democracia ciudadana, y de un alcalde que ha sabido hacer  equipo con  la gente.

Se acabaron en el ejercicio  del poder público maderense, aquellas fotos  de relumbrón que estaban hechas solo para las poses  y la autocomplacencia,pero  desconectadas del entusiasmo popular.

Hoy, la dinámica de las políticas maderenses,  se pueden palpar a flor de piel, en esas fotos donde Oseguera  se encuentra acompañado de su pueblo, a  la orilla de las lagunas, disfrutando  la visión  transformadora de un antes  y un después.

En resumen, lo que está sucediendo hoy en Madero,  es un discurso  de obras  y de  servicios, de alianzas ciudadanas y de gestoría. Un mensaje explicito  de hechos contundentes, que buscan ir más allá del sur, y  que, indudablemente han ganado estatura, en un proyecto de  dimensión estatal.

Es  una realidad, que  Adrián  Oseguera, estará  en la boleta  para la gubernatura, en el 2022. El lenguaje  de los resultados , en el primer año de su administración,  así lo indica.

ZAFRA  INFORMATIVA

Hay todavía mucho que analizar,  en relación a la reciente  visita  del Presidente  Andrés  Manuel  López  Obrador  en nuestro estado. En las próximas  colaboraciones,  nos daremos a  la tarea  de  comentar  el discurso  obradorista,  así como también el no menos interesante lenguaje corporal  del Presidente  de la república, en su relación  con el power tamaulipeco. Ese abrazo, caminando juntos, esas fotos  sonrientes, que  indudablemente  tienen su significado, para lo que viene, o para lo que no viene a corto, a mediano y a largo plazo.

En su tercer año de poder,  el gobernador tamaulipeco pareciera  haberse ganado, al menos animicamente  al Presidente de la república más terco de la última centuria en México.

Pero más allá de las formas, que en esta ocasión, pareciera que  solo están velando las armas en el fondo, ¿Qué fue lo que realmente  sucedió en  la reciente gira presidencial?

Lo veremos, Dios mediante, mañana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here