EL COLUMPIO…

POR: JORGE A. FLAMARIQUE TORRES

Sale caro tener un alcalde bailador, de enero a agosto le cuesta al populacho más de doscientos mil pesos tan solo en gasolina, aparte el gasto de los guaruras o soplanucas que le brindan la seguridad, el sueldo, los viáticos, contrataciones de empresas fantasmas, sueldos de su familia, etc.etc.etc.

Así de este tamaño los victorenses tienen que cargar  con esta loza  en la que se ha convertido Xico, quien se ha ganado a pulso ser a nivel nacional el peor alcalde que Victoria ha tenido en toda su historia.

Y el pueblo lo sabe, en la alcaldía han desfilado grandes émulos del ratón miguelito que se han servido con la cuchara grande la lana del muncipio, pero según dicen al lado del actual, se han quedado chiquitos.

Pero porque la ciudadanía victorense no lo quiere, es sencillo, hasta el momento nuestro alcalde bailarín no ha hecho nada por sanar a Victoria y mucho menos cumplir sus promesas de campaña han quedado en sueños guajiros y frustraciones para Xico.

No te acabes Victoria, de acuerdo a información de un diario de esta capital,  la joyita de victoria eroga entre 65 y 76 mil pesos mensuales, solamente en el gasto de gasolina, ¿Por qué  no anda en bicicleta?, sería mejor para su salud y para la economía de las arcas municipales.

De acuerdo a la historia del alcalde bailarín, los proyectos han sido de a mentiritas, pues hasta el día de hoy, la ciudadanía victorense no tiene conocimiento de que alguno se haya realizado con éxito..

“Con la vara que midas serás medido”

Vamos a la historia, en su primera rueda de prensa con los comunicadores el alcalde bailarín, escupía para arriba en contra de los anteriores alcaldes victorenses, señalando lo siguiente…

 Victoria se encuentra en terapia intensiva y necesita un tratamiento urgente para resolver las principales problemáticas en seguridad, agua, pavimentación y electrificación…

Y todavía decía, Por años la capital del Estado a estado abandonada por sus gobernantes, “Duele y da pena ajena ver la ciudad en esas condiciones”.

Lamentó que Ciudad Victoria se encuentre en estas condiciones como resultado desinterés y del abandono, o de intereses no por la persona y no por la comunidad.

“No estamos bien, hay que reconocerlo y tenemos que reconocer que no nos hemos empeñado en evaluar dónde estamos”, manifestó.

Dijo que para solucionar cada problemática será necesario un diagnóstico a fondo de las enfermedades de la capital, por lo que inspeccionara cada una de las problemáticas.

“Vamos a curar Victoria. Está en terapia intensiva y debemos participar todos”, concluyó diciendo el alcalde bailarín, en conclusión diremos que “El pez por la boca muere” refrán que se utiliza para indicar que alguien ha cometido un error por hablar demasiado…como la vee, así la dejamos por este día,  si le gusta compártala, muchas gracias que tenga un gran  miércoles…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here