CUADRANTE   POLÍTICO…

POR:  FERNANDO  ACUÑA  PIÑEIRO.-

  Después  del tsunami electoral  en el 2018, y del boom clientelar más impresionante de  la última centuria, las aguas institucionales de la política obradorista  tienden a retomar su esencia, su verdadero cauce.

Es así como, en todo el país, los equipos de la 4T, tienden a  una reconfiguración natural, directamente  relacionada con  el proyecto político-social, económico y cultural  de Andrés  Manuel  López  Obrador.

  Ya desde la víspera  del primer informe presidencial, tras bambalinas  se había anunciado que posterior a este evento,  daría inicio una reestructuración  general, entre los funcionarios encargados de operar las  políticas públicas de la federación, en los estados.

   Concretamente se habló de los  llamados super delegados, considerados  estratégicamente como  los mensajeros  del  bienestar social  obradorista en todas  las entidades federativas de la república. ¿La razón? Muchos de ellos, no estaban, o no están cumpliendo su encomienda.

   Le están fallando al Presidente, ya sea  por  motivos de incapacidad, de componendas y corrupción, o bien porque  les ha ganado la ambición personal, y han colocado por encima del bienestar ciudadano,  sus proyectos personales de poder.

  En el caso específico  de Tamaulipas,  la pauta  parece haberla determinado  la reciente gira  del  Presidente  de la República  Andrés  Manuel  López  Obrador,  en la cual  se puso en evidencia  el distanciamiento  entre el Coordinador  de la política  social, José  Ramón  Gómez  Leal  y el jefe político del país.

   Se dice que, más allá  del bajísimo  perfil que  le asignaron al JR, durante la  gira del Presidente,  hay motivos  de fondo, para que  así sucedieran las cosas. Y  ello  parece  tener su origen en la información de inteligencia política que diariamente  se le hace llegar  a AMLO, hasta Palacio Nacional, y en la cual  se le habría enterado de las constantes  reuniones  realizadas por  su enlace federal, en la casa de gobierno  estatal, sin que  mediase motivo aparente.

    Poco a poco, el primer círculo obradorista  ha  ido  acumulando  datos  que documentan la deslealtad  hacia  el proyecto  de la Cuarta Transformación, en Tamaulipas. 

Todo esto, se ha combinado con los lamentables  yerros en la operatividad  de  los programas de asistencialismo social, muchos de los cuales, lucen  pobres avances, muy por debajo de las metas  y expectativas trazadas, desde  el primer despacho de Palacio  Nacional.

  Las consecuencias no se han hecho  esperar:

  Desde este fin de semana, en los altos círculos  de la política federal,  se ha fortalecido la versión, en el sentido  de que, estaría  próxima  la renuncia  del  Super Delegado federal  José  Ramón  Gómez  Leal, y en su lugar  se perfila  la posible  llegada  del  tampiqueño  Rodolfo  González  Valderrama.

 Este se desempeña  actualmente como  Director  General  de Radio, Televisión  y Cinematografía en el país,  y es considerado hoy por hoy, como el hombre más  cercano al Presidente  López  Obrador,  en lo que se refiere al ámbito de la política  tamaulipeca.

     Una breve lectura política, en torno a este viable escenario, nos indica que el Presidente estaría colocando en Tamaulipas, a un hombre  de toda su confianza, y a prueba de cualquier deslealtad  hacia su política social. Pero  al mismo tiempo, estaríamos  hablando de  un personaje con capacidad  de interlocución entre el estado y la federación.

Y de igual manera, en el  tema  de la política morenista,  se lograría un efectivo posicionamiento del rumbo obradorista,  un nombramiento que vendría a llenar el actual vacío  y la actual  ausencia de liderazgo.

  Habrá  que estar muy pendientes  del rumbo que tomen los acontecimientos.

—–EL  TERCER  INFORME   DE CABEZA Y LOS DATOS DUROS  DE LOS ESPECTACULARES—

   En la proximidad del tercer informe  cabecista, la administración estatal  ha colocado  en las principales  ciudades,  espectaculares  en los que  se da a conocer que la violencia  ha disminuido  en la entidad.

  Sobresale  en estos formatos, un detalle  que nos parece relevante destacarlo: el nombre del titular  del ejecutivo estatal, aparece  en letras pequeñas  y  muy discretas, lo cual  habla de que, no se busca el protagonismo  político, sino más bien el afán de  hacer llegar a la población,  los  saldos  de  una política, que en voz  del Presidente  AMLO, (durante su reciente  visita al estado) sí ha logrado avances.

  El  tercer informe  del Gobernado, se dará   el 25 de septiembre  próximo, o sea éste miércoles. Habrá que estar muy pendientes  de su mensaje  político, pues  en la antesala de este relevante evento, se ha percibido un desencuentro entre la federación y nuestra  entidad.

    Al respecto,  en los espacios de opinión de las mesas de análisis  político que generosamente  la ORT  del ingeniero Enrique Cárdenas del Avellano  nos brinda en la radio, señalamos que a nadie conviene el enfrentamiento.

  Para  eso se hizo  la política, para  evitar  las guerras y la confrontación. Un choque entre dos niveles de gobierno, no conduce a nada bueno, para  la población.

  Por ello, el tercer informe, podría ser tribuna y coyuntura institucional oportuna para formular propuestas  de diálogo  y de entendimiento.

  Los tamaulipecos seriamos los  principales ganadores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here